Escocia (en inglés, Scotland; en gaélico escocés, Alba; en idioma escocés, Scotland) es la más septentrional de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña, abarcando un tercio de su superficie total; además consta de más de 790 islas. Limita al norte y oeste con el océano Atlántico; al este con el mar del Norte, al sur con Inglaterra y al suroeste con el Canal del Norte y el mar de Irlanda. El territorio escocés abarca 78.772 km2, y su población se estima en 5.116.900 habitantes, lo que da una densidad de población de 65 habitantes por km2. La capital es Edimburgo, siendo Glasgow la ciudad más grande y cuya área metropolitana concentra un 40% del total de la población escocesa.
Escocia toma su nombre de \"Scotus\", término latino que significa\"irlandés\" (la forma plural es \"Scoti\", \"irlandeses\").1 Esto hace referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda, país que los romanos inicialmente llamaron \"Scotia\" (forma femenina de\"Scotus\").2 Los irlandeses que colonizaron la actual Escocia eran conocidos como \"Scoti\". Los romanos de la Baja Edad Media utilitzaban el nombre \"Caledonia\" para referirse a la actual Escocia.3
El Reino de Escocia fue un estado independiente hasta 1707, fecha en la que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra, para crear el Reino de Gran Bretaña. La unión no supuso alteración del sistema legal propio de Escocia, que desde entonces ha sido distinto del de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, por lo que es considerada en el derecho internacional como una entidad jurídica distinta. La pervivencia de unas leyes propias, y de un sistema educativo y religioso diferenciado forman parte de la cultura escocesa y de su desarrollo a lo largo de los siglos.
Surgido en el siglo XIX, el independentismo escocés ha ganado influencia desde finales del siglo XX; representado por el Scottish National Party (SNP, Partido Nacional de Escocia), que aboga por la independencia de Escocia,4 obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento escocés en las elecciones de mayo de 2011.

Cursos dictados en Escocia

Geología y geomorfología

Todo el territorio escocés estaba cubierto por el hielo durante las glaciaciones del Pleistoceno, lo que tiene importantes consecuencias en su paisaje. Desde el punto de vista geológico, Escocia está subdividida en tres zonas: las Highlands y las islas se sitúan al noroeste de la Falla de las Highlands, que va desde la Isla de Arran hasta Stonehaven. Esta parte de Escocia está compuesta fundamentalmente de rocas antiguas procedentes de los periodos Cámbrico y Precámbrico, que fueron elevadas durante la posterior Orogenia caledonia. Esta base rocosa está entrecruzada por múltiples intrusiones ígneas de épocas más recientes, cuyos vestigios han formado macizos montañosos como los Cairngorms o los Cuillins, en Skye. Una excepción significativa a lo anterior la constituyen los estratos de arenisca conocidos como Old Red Sandstone, en los que se han encontrado fósiles, sobre todo alrededor del fiordo de Moray. Las Highlands o Tierras Altas son generalmente montañosas y están divididas por el Great Glen o \"Gran Valle\". Las mayores elevaciones de las Islas Británicas se encuentran aquí, incluido el Ben Nevis, el pico más alto, con una altitud de 1.344 metros. Escocia consta de más de 790 islas, divididas en cuatro grupos principales: Shetland, Órcadas, y Hébridas, las cuales a su vez se dividen en Hébridas Interiores y Hébridas Exteriores. Además, en esta zona se encuentran numerosas fuentes de agua dulce, incluyendo el lago Ness o el lago Lomond. Algunas partes de la costa consisten en machair, un tipo de terreno consistente en dunas cubiertas de pasto.
El terreno conocido como Central Lowlands o también Central Belt es una fosa tectónica compuesta fundamentalmente por formaciones del Paleozoico. Algunos de los estratos sedimentarios de esta zona han resultado de gran importancia económica, ya que en ellos se encuentran el carbón y el hierro en los que se basó la Revolución industrial escocesa. Esta área ha experimentado una intensa actividad volcánica, como demuestra Arthur\'s Seat, una cima cercana a Edimburgo que es el resto de un cono volcánico más elevado que estuvo activo durante el periodo Carbonífero hace unos 300 millones de años. Conocida también como Midland Valley, esta área es relativamente llana, aunque existen abundantes colinas como Ochil Hills o Campsie Fells.
Las llanuras meridionales o Lowlands están compuestas por una serie de colinas de unos 200 km de longitud, alternados con anchos valles. Se encuentran al sur de una segunda falla que va desde Stranraer hasta Dunbar. Esta zona está compuesta fundamentalmente por depósitos del silúrico, hace 400 o 500 millones de años.41 42 43
Las fallas, valles o glens que cruzan Escocia de este a oeste albergan frecuentemente lagos o lochs, tales como el lago Ness, que se sitúa en el Gran Glen, o el Loch Lomond (el mayor lago de agua dulce del Reino Unido), en la Falla de las Highlands. Además, Escocia también está cruzada por ríos que fluyen hacia el océano Atlántico o hacia el mar del Norte, y que a menudo dan lugar a fiordos en su desembocadura, tales como el fiordo de Clyde, el fiordo de Forth o el fiordo de Tay. Los ríos más largos de Escocia son el río Tay (193 km), el Spey (172 km), el Clyde (171 km) y el Tweed (156 km).

Clima

El clima de Escocia es templado y oceánico, y tiende a ser muy variable. Está atemperado por la Corriente del Golfo proveniente del océano Atlántico, y por ello tiene inviernos mucho más suaves (aunque también veranos más templados y húmedos) que otras áreas de latitud similar, como Oslo o Moscú. Sin embargo, las temperaturas son generalmente más bajas que en el resto del Reino Unido: la températura histórica más baja registrada en el país son los -27,2 °C (-16,96 °F) registrados en Braemar, en los Montes Grampianos, el 11 de febrero de 1895 y el 10 de enero de 1982, así como en Altnaharra, en las Highlands, el 30 de diciembre de 1995.44 Las máximas en invierno rondan los 6 °C (42,8 °F) en las Tierras Bajas, y las máximas en verano promedian 18 °C (64,4 °F). La temperatura más alta registrada alcanzó los 32,9 °C (91,22 °F) en Greycrook, en los Scottish Borders, un 9 de agosto de 2003.45
En general, el oeste de Escocia es más cálido que el este, debido a la influencia de las corrientes marinas, y a las temperaturas más bajas del mar del Norte. Tiree, en las Hébridas Interiores, es uno de los lugares más soleados del país: tuvo 329 horas de sol en mayo de 1975.46 Las precipitaciones varían enormemente a través de Escocia. El oeste de las Highlands es la zona más lluviosa, con más de 3.000 milímetros anuales.45 En cambio, gran parte de Escocia recibe menos de 800 mm.45 Las nevadas no son habituales en los Lowlands, pero sí en zonas de mayor altitud. Braemar experimenta una media de 59 días de nieve al año,47 mientras que las zonas de la costa tienen una media de menos de 10 días.45

Fauna y flora

La fauna y flora de Escocia es la típica del noroeste de Europa, aunque varios grandes mamíferos, como el oso pardo, el lobo, el uro, el tarpán, el lince, el castor, el reno, el alce o la morsa fueron cazados hasta la extinción en la época histórica. Existen todavía importantes poblaciones de focas y zonas de anidación de aves marinas, como el alcatraz común.48 El águila real es casi un símbolo nacional, junto con el águila de cola blanca, el águila pescadora o el milano real, que han sido recientemente reintroducidos en Escocia después de haber sido perseguidos hasta la extinción.
Una población de Plectrophenax nivalis acude en verano a las cumbres montañosas de Escocia, en las que durante el invierno también pueden observarse perdices, liebres y armiños en su pelaje invernal.49 Todavía se conservan ciertos bosques de pinos50 en los que habita el Loxia scotica, la única ave endémica de Gran Bretaña; el mismo hábitat es también propicio para el urogallo y el gallo lira,51 el gato montés, la ardilla roja y la marta.52
A modo de curiosidad, cabe mencionar también la leyenda contemporánea, relacionada con la criptozoología y la pseudociencia (y alimentada como reclamo turístico por las autoridades locales), del Monstruo del lago Ness.
La flora del país es muy variada, con abundancia de árboles caducifolios y coníferas y especies propias del páramo y la tundra. Sin embargo, la plantación comercial a gran escala de especies no nativas de coníferas, y la utilización de los páramos septentrionales para la cría de ganado y las actividades deportivas (principalmente la caza de ciervos y urogallos),53 han tenido un importante impacto en la distribución de las especies autóctonas de plantas y animales. Un árbol situado en Perthshire, el Tejo de Fortingall, un ejemplar de tejo europeo de quizás más de 5.000 años de antigüedad, es probablemente el ser vivo más viejo de Europa.54 La flor nacional es el cardo, que aparece en el Escudo del Reino Unido y que también puede relacionarse simbólicamente con el lema de Escocia, Nemo me impune lacessit.

Cultura

A lo largo de los siglos, la cultura de Escocia se ha moldeado con la amalgama de distintos elementos. Existe una importante actividad artística, tanto musical como dramática y literaria, influida poderosamente por fuentes tradicionales escocesas, aunque también abierta a influencias externas, en especial europeas. La música ocupa un importante lugar en la cultura escocesa. El instrumento tradicional escocés más destacable es la gaita, en particular la gaita de las Highlands, un instrumento de viento consistente en uno o más tubos sonoros alimentados por una reserva de aire contenida en una bolsa. El Clàrsach o arpa celta, los violines y el acordeón también son instrumentos tradicionales escoceses, especialmente los dos últimos, que forman parte de una típica banda para danzas tradicionales escocesas. Los emigrantes escoceses llevaron consigo muchas de estas formas tradicionales de música, que influyeron en sus países de acogida, por ejemplo en la música country estadounidense.55 En el panorama musical moderno, existen muchas bandas y artistas originarios de Escocia, tales como Belle & Sebastian, Primal Scream, Travis, Franz Ferdinand o Snow Patrol.56
La literatura escocesa incluye los textos escritos en Escocia, en inglés, gaélico escocés, escocés, francés o latín. El considerado \"poeta nacional\", Robert Burns, escribió tanto en escocés como en inglés, aunque gran parte de su obra está escrita en una versión simplificada del escocés accesible para un público más amplio. Otros escritores escoceses de renombre internacional son Sir Walter Scott y Arthur Conan Doyle, cuyas obras tuvieron una repercusión internacional a finales del siglo XIX.57 James Matthew Barrie, autor de Peter Pan, fue el creador del movimiento conocido como \"escuela de Kailyard\", también a finales del siglo XIX, que volvió a poner de moda la fantasía y el folclore en la literatura.58 Esta tradición literaria ha sido considerada por algunos críticos como un freno a la evolución de la literatura escocesa, ya que se centraba en una imagen pastoril e idílica de Escocia.58 Algunos novelistas modernos, como Irvine Welsh (autor de Trainspotting), han optado por reflejar las realidades más crudas de la vida contemporánea en las ciudades escocesas, utilizando para ello el inglés de Escocia.59
La televisión nacional es BBC Scotland (BBC Alba en gaélico), que forma parte de la British Broadcasting Corporation, el canal público del Reino Unido. Además de dos canales de televisión, la BBC también posee canales nacionales de radio: BBC Radio Scotland y BBC Radio nan Gaidheal, entre otros. Las principales televisoras privadas en Escocia son la STV y Border Television. También existen periódicos específicos del ámbito escocés, como el Daily Record, el The Herald (publicado en Glasgow) o el The Scotsman.60 Entre los periódicos de difusión local o regional destacan el The Courier, publicado para Dundee y el este de Escocia, y el Press and Journal, para Aberdeen y el norte.60
La prenda tradicional escocesa es el kilt, la mal llamada \"falda escocesa\" —término que ofende a los escoceses—. El kilt suele estar hecho de lana, con un diseño de tartán que, tradicionalmente, se asocia a un determinado clan escocés. Cada escocés recibe un kilt a muy temprana edad, y lo utilizará en ocasiones especiales, como bodas, bautizos, comuniones... El kilt se enrolla alrededor de la cintura, y cubre la parte inferior hasta la altura de las rodillas; además, dado que no tiene bolsillos, puede complementarse con un bolso especial denominado sporran. En contra de la creencia popular de que bajo el kilt no debe vestirse ropa interior, lo cierto es que no hay ninguna norma establecida al respecto.

Religión

Desde la Reforma Protestante de Escocia en 1560, la Iglesia de Escocia, también conocida como The Kirk, se convirtió en la iglesia nacional de Escocia. Es una Iglesia protestante y calvinista con un sistema de organización presbiteriano, y disfruta de independencia del Estado. Alrededor del 12% de los habitantes de Escocia eran miembros de la Iglesia de Escocia en 2005, mientras que en 2001 un 40% se declaraba afiliada a ella. La Iglesia opera con una estructura de parroquias locales, de forma que cada comunidad escocesa tiene su propia congregación. Escocia también tiene una importante población católica, en especial en el oeste. Tras la Reforma Protestante, el catolicismo sobrevivió en la zona de las Highlands y en algunas islas como Uist y Barra, y se fortaleció durante el siglo XIX gracias la inmigración de Irlanda. Otras denominaciones religiosas cristianas en Escocia incluyen la Iglesia Libre de Escocia y la Iglesia Episcopaliana de Escocia.
El Islam es la religión no cristiana más importante de Escocia, con aproximadamente 50.000 fieles (menos de un 1% del total).63 También hay congregaciones del judaísmo, hinduismo y sijismo, especialmente en Glasgow.63 El monasterio de Kagyu Samyé Ling, cerca de Eskdalemuir, inaugurado en 1967, contiene el mayor templo budista de Europa Occidental.64 En el censo de 2001, el 28% de la población decía no profesar ninguna religión.

Educación

El sistema educativo escocés siempre ha sido distinto al del resto del Reino Unido, con un énfasis característico en la educación general.65 Escocia fue, después de Esparta, el primer lugar en diseñar un sistema de educación pública general.66 La escolarización se volvió obligatoria por primera vez con el Acta de Educación de 1496, y en 1561, la Iglesia de Escocia diseñó un programa para la reforma espiritual, que incluía la creación de una escuela en cada parroquia. La educación siguió siendo un asunto más de la Iglesia que del Estado hasta el Acta de Educación de 1872.67
Los niños de 3 y 4 años tienen derecho en Escocia a guardería gratuita, con un \"marco curricular para niños de 3-5 años\".68 La educación primaria formal comienza aproximadamente a los 5 años y dura siete (P1-P7); la \"guía 5-14\" establece el marco curricular correspondiente para esta etapa.69 Hoy en día, los niños escoceses deben realizar un examen a los 15 o 16 años, tras el cual pueden elegir seguir en la escuela y estudiar para los exámenes de Acceso, Intermedios, Superiores o Avanzados. Un pequeño número de estudiantes de escuelas privadas puede seguir el sistema educativo inglés en vez del escocés.70
Hay 14 universidades en Escocia, algunas de las cuales se encuentran entre las más antiguas del mundo.71 72 El país produce el 1% de las publicaciones científicas del mundo con tan sólo el 0,1% de la población, y las instituciones de educación superior son responsables del 9% de las exportaciones del sector servicios de Escocia.73 74

Deporte

El deporte también juega un importante papel en la cultura escocesa, ya que el país alberga sus propios campeonatos nacionales de diversas variedades deportivas, además de tener representación independiente del resto del Reino Unido en eventos como el Mundial de Fútbol, el Mundial de Rugby o los Juegos de la Commonwealth (aunque no en los Juegos Olímpicos, en los que Reino Unido participa como un único equipo). Además, Escocia tiene sus propios organismos deportivos, tales como la Asociación Escocesa de Fútbol (la segunda asociación nacional de fútbol más antigua del mundo) o la Scottish Rugby Union.
El deporte más popular en Escocia es el fútbol. Algunas variedades del fútbol se han practicado en Escocia desde hace varios siglos: la referencia más antigua data de 1424.75 El fútbol asociación es el deporte nacional de Escocia, y de hecho la Copa de Escocia es el trofeo nacional de fútbol más antiguo del mundo.76 Los equipos de fútbol más importantes de Escocia son el Celtic Football Club y el Rangers Football Club, ambos de Glasgow: el Celtic, cuyo estadio es el Celtic Park, se proclamó campeón de la Copa de Europa en 1967, mientras que el Rangers, que juega en el Ibrox Stadium, lo fue de la Recopa de Europa en 1972. Su rivalidad va más allá de lo meramente deportivo, ya que el Celtic de Glasgow es el equipo de los católicos de Escocia, mientras que el Glasgow Rangers lo es de los protestantes.77 Ambos equipos juegan en la Premier League de Escocia, fundada en 1891 y en la que compiten 12 equipos. Ibrox Stadium, el campo del Rangers, y Hampden Park, el estadio donde por lo general juega sus partidos de local la selección escocesa de fútbol, son estadios 5 estrellas según los criterios de la UEFA.
Véase también: Selección femenina de fútbol de Escocia
St. Andrews, en el condado de Fife, es internacionalmente conocido como la \"cuna del golf\" y para muchos golfistas el Old Course de St Andrews, considerado como el campo de golf más antiguo del mundo, es casi un lugar de peregrinación.78 Hay muchos otros campos de golf famosos en Escocia, incluyendo los de Carnoustie, Gleneagles, Muirfield o Royal Troon. El rugby es también muy popular en Escocia: la Selección de rugby de Escocia (que disputa sus partidos como local en el estadio de Murrayfield) participa en el Torneo de las Seis Naciones desde su fundación, y lo ha ganado en 14 ocasiones.
Otros elementos distintivos del deporte escocés son los Highland Games o \"juegos de la montaña\", así como algunos deportes celtas, como el curling o el shinty.

Comidas

Algunos de los platos tradicionales escoceses son el Scotch broth o \"caldo escocés\", hecho con cebada, carne y verduras; el porridge o papilla de avena, o los pasteles de carne, en especial el Scotch pie, relleno de carne de cordero. Algunos de estos platos, como el porridge o los oatcakes (pasteles de avena) pueden tener su origen en el carácter nómada de los escoceses originarios, que llevaban consigo siempre una bolsa de avena para poder comer. También el haggis, considerado el \"plato nacional escocés\", pudo surgir originalmente al transportar carne en una tripa de cerdo o cordero. El haggis es similar a una morcilla, aunque con carne de cordero o incluso de ciervo, y se come tradicionalmente durante la \"Cena de Burns\", el 25 de enero.
En los primeros años del siglo XXI, la cocina escocesa ha tenido un cierto \"Renacimiento\": en 2006, nueve de sus restaurantes tenían alguna estrella de la Guía Michelín, y abundan los restaurantes que combinan los elementos tradicionales con las innovaciones de la cocina contemporánea. Además, todas las principales ciudades escocesas albergan restaurantes de cocina internacional (china, italiana, mexicana, india...).

Economía

A comienzos del siglo XXI Escocia tiene una economía mixta abierta similar a la del resto de Europa y del mundo occidental. Tradicionalmente, la industria escocesa estaba dominada por la industria pesada, apoyada por los astilleros, la minería (especialmente de carbón) y las industrias siderúrgicas. El petróleo extraído en el mar del Norte también ha sido una importante fuente de ingresos y de ocupación, especialmente desde los años 1970, en el noreste del país. La desindustrialización de los años 1970 y años 1980 provocó un giro hacia los sectores de servicios y hacia las industrias tecnológicas, especialmente en lo que se conoce como Silicon Glen.
Edimburgo es el centro de las finanzas en Escocia, y el sexto centro financiero más importante de Europa después de Londres, París, Frankfurt, Zúrich y Ámsterdam,87 por ser el centro de firmas como Royal Bank of Scotland, HBOS (dueños del Bank of Scotland) o Standard Life.
En 2005, las exportaciones totales de Escocia (incluyendo las exportaciones al resto del Reino Unido) alcanzaron aproximadamente los 17.500 millones de libras, un 70% de los cuales proviene de productos manufacturados.88 Las principales exportaciones escocesas son el whisky, los productos electrónicos y los servicios financieros, siendo sus principales clientes internacionales son: los Estados Unidos, los Países Bajos, Alemania, Francia y España.88 En 2006, el Producto Interior Bruto (PIB) de Escocia era algo superior a los 86.000 millones de libras, con lo cual la renta per cápita se situaba en 16.900 libras.89 90
El turismo también es reconocido como un importante factor de la economía escocesa. Un estudio publicado en 2002 por el Centro de Información del Parlamento Escocés afirmaba que el turismo era responsable del 5% del PIB y del 7,5% del empleo en Escocia.91 En noviembre de 2007, la tasa de desempleo era del 4,9%, inferior a la media del Reino Unido y a la de la mayoría de los países de la Unión Europea.92

Buscador de cursos

Puede buscar el curso que quiera simplemente eligiendo lugar donde le gustaría estudiar.